Tips para jóvenes

7 tips de educación financiera para jóvenes

Publicado el 27 de julio, 2016

Cada año nos llenamos de metas por cumplir y la mayoría de esos objetivos exigen un nivel de liquidez especial para llegar a hacer realidad sueños a corto o largo plazo.

Con el avance de la tecnología y con la madurez del sector encargado de las micro-finanzas, son muchas las entidades prestadoras de servicios financieros, que brindan fácil acceso a créditos, que bien, pueden ser un veneno o una bendición.

Para generar buenos comportamientos financieros y tomar buenas decisiones en la planificación del futuro de la familia traemos algunos consejos que facilitarán su vida:

1. Mándalos de compras

Enséñales cómo tomar decisiones inteligentes: envía a los adolescentes al supermercado con una lista de compras y una suma determinada de dinero. Su labor será comprar todo lo incluido en la lista con el efectivo suministrado. Tendrán que tomar decisiones sobre cantidades, de marca o genérico, a granel o empaquetado, etc. Dales el incentivo de poder depositar todo lo que sobre en su cuenta de ahorro.

2. Haz una lista de “canastas”

Cómo gastar y ahorrar: El mayor reto para un adolescente es conservar dinero. Una encuesta reciente realizada por el Fondo de Educación Financiera mostró que una tercera parte (30%) de los estudiantes de preparatoria, de entre 14 y 18 años de edad, expresaron que su principal preocupación financiera es pagar la colegiatura y gastos relacionados, mientras que para más de la mitad las razones primordiales para ahorrar son la ropa (66%) y el entretenimiento (55%). Ya sea que su dinero provenga de un fideicomiso o de su trabajo de medio tiempo, ayúdalos a planear sy presupuestar al dividir su dinero en al menos tres “canastas”: dinero para la bolsa; ahorros para el corto plazo para comprar ese nuevo videojuego o esa prenda que quieren; y ahorro a largo plazo para educación superior. Discutan cómo dividirlo y el propósito de cada “canasta” para que los jóvenes sean partícipes activos de cómo es asignado el dinero que ganan.

3. Gánatelo

Ayúdalos a ganarse ese dinero: Con frecuencia los jóvenes reciben dinero sin que realmente lo hayan ganado. En la vida real cuesta trabajo –y mucho– ganar dinero. No tiene que ser una ardua labor, establece algunas pautas para que su dinero continúe fluyendo, tareas regulares, mantener sus calificaciones, respetar las reglas de la casa, etc. El permiso para tener un trabajo después de clases debe seguir las mismas reglas. Sé firme pero justo cuando las expectativas no se cumplan.

4. Evite los fraudes

Con el auge de la tecnología, los fraudes financieros se han incrementado, por eso tenga una navegación responsable: no publique datos personales en redes, no haga transacciones a desconocidos, no use links enviados a su mail para acceder a su banco, verifique siempre que en su dirección de navegación este el protocolo http y el candado que indica la seguridad del sitio web. En establecimientos, firme sus tarjetas y nunca las pierda de vista, puede sufrir de cambiazo o clonación, recuerde no dar información personal a desconocidos.

5. Administre bien su dinero

Use su dinero con cautela, haga buenos presupuestos teniendo en cuenta, tres principios básicos: gaste sensatamente, ahorre regularmente e invierta con cautela. Cómo hacer un buen presupuesto será la pregunta que le responderemos a continuación:

-Haga una lista de los todos los ingresos de su hogar y todos los gastos que tenga, incluyendo la ropita, transporte, la comidita etc. Así conocerá en qué se gasta el dinero, cuál es su flujo de efectivo y cuáles son sus ingresos netos, o sea, el dinero que le sobra después de cubrir todas las deudas y gastos.

-Haga categorías como: necesidades, deudas, lujos, ahorros para emergencias de acuerdo a sus posibilidades y piense en metas financieras factibles a corto, mediano o largo plazo, como ampliar su hogar, pagar la universidad o comprar carro.

6. Aprenda a administrar sus deudas

Los préstamos para comprar productos: son buenos cuando el producto dura más tiempo que lo que duró pagando la deuda; es malo cuando aún se tiene la deuda después de consumido el producto.

Pero, si necesita un préstamo de emergencia, tenga en cuenta que se ajusten a su presupuesto; recuerde que le debe ayudar a resolver su problema, pero no debe privarse excesivamente.

7. El hábito de ahorrar

Sí se puede y es fundamental para cumplir metas, enfrentar emergencias y fortalecer el patrimonio de su familia; tome la decisión de ahorrar en vez de consumir, evite gastos innecesarios y guarde su dinero en un lugar seguro. Aproveche todas las opciones que tiene para hacerlo, recuerde que también el ahorro involucra joyas, bienes o artículos de consumo de larga vida.